¿Cómo llevar a un recién nacido en el carrito?

Los recién nacidos tienen necesidades especiales a la hora de salir a la calle, y muchos padres se preguntan cómo transportarlos.

Por suerte, existen carritos diseñados para ellos que ofrecen un excelente soporte y comodidad.

En este artículo abordaremos los aspectos más importantes a la hora de transportar a un recién nacido en el carrito, desde los beneficios hasta las consideraciones de seguridad.

¿Cómo llevar a un recién nacido en el carrito?

Es importante que sepas cómo llevar a tu bebé en el carrito, ya que de esta forma podrás asegurarte de que esté seguro y cómodo. Aquí te damos algunos consejos para que puedas hacerlo de la mejor manera:

  • Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el carrito esté en perfectas condiciones. Revisa todas las partes y comprueba que estén bien sujetas.
  • A continuación, coloca al bebé en el carrito. Debes asegurarte de que está bien sujeto y no se va a mover. Puedes utilizar un chaleco o una manta para sujetarlo si lo necesitas.
  • Ahora, abrocha las correas del carrito para que tu bebé esté completamente seguro.
  • Por último, no olvides cubrir al bebé con una manta o un pañal para protegerlo del sol o del viento.

Ahora bien, el transporte en auto siempre debe realizarse utilizando las sillas para coche, actualmente muchas vienen ajustables y puedes llevarlas del cochecito o carreola al auto con la facilidad de un clic, eso sí, debes tener varias consideraciones para ofrecerle un viaje seguro y cómodo.

¿Cuándo llevar al bebé mirando hacia adelante en el carrito?

Para los paseos en cochecito es recomendable que los bebés usen capazo o portabebé hasta que se encuentren en edad suficiente y con la fuerza para mantenerse erguidos sin problemas en la columna.

Según estudios realizados por especialistas neonatólogos, los bebés disfrutan más los paseos en cochecito cuando pueden ver quien los acompaña, en este caso es recomendable tener la silla del carrito mirando hacia ti, cosa que el niño pueda verte y mantenerse tranquilo mientras disfruta de las salidas y el aire libre.

Los bebés hasta que tengan alrededor de 15 meses o 10 kilos aproximadamente no deben viajar mirando hacia adelante en las sillas del coche, esto debido a la inercia que se genera cuando un automóvil frena, además de que en caso de accidente el bebé puede salir despedido del auto al momento del impacto, agravando así las heridas o causando la muerte.

Por otro lado, y aunque estar en los brazos de la madre puede parecer la forma más cómoda y segura de transportar a un bebé, jamás debe hacerse en viajes en auto, ni siquiera para trayectos cortos porque el infante en un accidente puede ser aplastado por quien lo carga o ser soltado en la inercia, lo que generaría una catástrofe.

Los portabebés no deben ir muy erguidos porque puedes causarle lesiones en la columna, tampoco muy acostados porque la presión puede causar apnea o asfixia, lo mejor es un punto intermedio donde el bebé esté en una postura natural.

¿Qué tipo de carrito debe usar un recién nacido?

Puesto que los primeros meses de vida de un bebé son cruciales para su desarrollo, es muy importante seleccionar el carrito adecuado para asegurar su comodidad y seguridad. 

Los coches para bebés deben cumplir con ciertos criterios de calidad y seguridad, y deben ser lo suficientemente espaciosos para permitir que el bebé se mueva libremente. Además, es importante elegir un coche con un buen sistema de suspensión para garantizar que el bebé no se lastime en caso de golpes o movimientos bruscos

Al comprar un coche para recién nacidos, es importante considerar algunas de las siguientes características:

  • El tamaño del coche. Asegúrese de que el coche sea lo suficientemente grande para acomodar a su bebé y todos los artículos que necesitará durante el viaje.
  • La seguridad. El coche debe estar equipado con cinturones de seguridad adecuados y otros dispositivos de seguridad para proteger a su bebé en caso de accidente.
  • La comodidad. Asegúrese de que el asiento del coche sea lo suficientemente cómodo para su bebé, ya que pasarán muchas horas sentados allí durante los viajes.
  • La facilidad de uso. Busque un coche que sea fácil de manejar y operar, para que pueda concentrarse en cuidar a su bebé en lugar de preocuparse por el funcionamiento del mismo.

Existen básicamente tres categorías principales para clasificar los coches de bebés : coches de bebe clásicos/básicos, coches convertibles y coches de viaje.

Cada uno tiene sus propias ventajas e inconvenientes, por lo que es importante tomar en cuenta las necesidades individuales de su hijo antes de decidir qué tipo de coche comprar.

Los coches de bebé básicos son generalmente más baratos que los otros dos tipos y pueden ser fácilmente doblados para que quepan en el maletero del coche. Sin embargo, los coches de bebé no siempre son tan cómodos para los bebés, ya que pueden estar un poco apretados dentro del asiento.

Los coches convertibles son una buena opción, la desventaja de los coches convertibles es que son más caros y pesados ​​que los Coches de bebé, por lo que pueden ser difíciles de maniobrar.

Los coches de viaje están pensados para que sean fáciles de transportar y puedan caber en espacios reducidos, son cómodos y se adaptan a terrenos desiguales. Una desventaja de ellos suele ser que no son muy resistentes al paso del tiempo y se desgastan fácilmente con el uso.

Cuando se trata de un recién nacido es importante pensar en la comodidad y capacidad para reclinar el coche de manera que pueda quedar completamente acostado y así evitar lesiones en la columna por lo que se recomienda un coche combinado o alguno que te permita llevar al pequeño de manera cómoda y segura.

Todo lo antes descrito está pensado en lograr que puedas elegir el mejor cochecito que se adapte a tus necesidades como padre y la seguridad de llevar a tu hijo sin problemas a cualquier lugar que desees.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Me llamo Ángela. Todo comenzó hace 4 años cuando tuve a mi pequeño Mateo y me gustó tanto que tuve a una niña llamada Valentina. Intento escribir sobre mi experiencia y dar consejos para ayudarte desde el parto al posparto y los primeros años.

Recientes