¿Cuándo pasar del capazo a la silla y por qué?

En esta oportunidad les hablaremos sobre un tema muy importante que es ¿Cuándo debemos pasar del capazo a la silla  y por qué?

Este es un tema que genera muchas dudas en nosotras, no sabemos si dejarnos llevar por lo que nos dicen, o si se puede hacer antes de lo estipulado o mucho después, en fin, ¡Todo un lío!

Lío que resolveremos juntas ya que he recopilado la información exacta para que salgas de dudas y puedas hacer esta transición de la manera más segura, efectiva y gratificante para tu bebé.

¿Puedo colocar a mi bebé recién nacido en el capazo?

En primer lugar, te tengo que decir que no es lo ideal colocar a tu bebé recién nacido en el capazo, te explico porque.

El capazo mantiene al recién nacido en una posición recta, demasiado extendida en la parte de su columna y las caderas, además de esto hace mucha presión en la parte posterior de su cabeza. Esto es contraproducente, ya que la postura correcta es una posición en “C” para favorecer un correcto desarrollo de su estructura músculo-esquelética.

Pasar el bebé del capazo a la silla antes de tiempo puede ocasionar serias consecuencias a la salud del bebé, ya que, si aún no tiene control sobre su columna, adoptará posturas inadecuadas para poder compensar la falta de fuerza en sus pequeños músculos, esto aumenta el riesgo de que sufra serias lesiones en su espalda como escoliosis o contracturas.

¿Entonces cuál es el momento ideal?

Para saber esto debes estar bien informada, y en todo caso, dejar pasar un tiempo prudencial hasta que estés segura de que el bebé está preparado para dar este gran salto.

Y entonces, ¿cómo sé cuándo llega el momento?, seguro que has escuchado: cuando ya pesa 6 kilos, cuando mide tanto de altura, a partir de los 6 meses, etc, pues déjame decirte que nada de esto te sirve. Solo sabrás que llegó el momento cuando tu bebé ya este lo suficientemente desarrollado a nivel óseo y muscular, y éste factor no depende para nada, de los anteriores.

Como puedes ver, este asunto no tiene que ver cómo la gente piensa, y el momento de cambiar del capazo a la silla no depende de ningún factor en particular, ni siquiera de la edad niño (a), sino que depende, estrictamente de cada bebé, es una cuestión de desarrollo, de maduración, y cada uno lo hace en forma distinta y en tiempos diferentes.

¿Cuando se tiene que sentar un bebé?

Lo más normal es que a partir de los 6 meses los bebés sean capaces de sentarse sólos por sí mismos, es importante no intentar forzarles antes porque su cuerpo aún se está formando y cogiendo fuerza y puede repercutir en su desarrollo.

¿Cuándo dar la vuelta a la silla del bebé?

Es importante tener en cuenta que los bebés no deben usar sillas de coche o sillas de paseo hasta que puedan sentarse por sí solos y tener el control de su cabeza. Esto suele ser aproximadamente a los 4-6 meses de edad. En el coche deberían de utilizar sillas a contramarcha con isofix.

Una vez que su bebé pueda sentarse por sí solo y tenga el control de su cabeza, puede darle la vuelta a la silla hacia adelante. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del fabricante y asegurarse de que la silla esté instalada correctamente y de manera segura antes de usarla con el bebé hacia adelante.

  • Tu bebé puede sostener por si solo su cabeza
  • Permanece sentado en el suelo, la cama, la hamaca, sin llorar ni mostrar molestia
  • Se asoma constantemente con curiosidad a través del capazo.
  • Se queja por estar tumbado y te pide que lo cojas en brazos.
  • Todas las anteriores, y además el capazo ya le queda pequeño.

Pasar al bebé del capazo a la silla es mostrarle a tu bebé una enorme ventana desde donde podrá ver el mundo desde otra perspectiva, esto potencia su desarrollo ya que aprende de su entorno, explora, y lo entretiene. Esto hace que esta transición del capazo a la silla sea muy prometedora tanto para ti como para tu bebé.

Solo recuerda: es importante que no te precipites, sentarlo antes de tiempo puede ser fatal para él (ella), y es lo que menos queremos, soñamos con verlos crecer sanos, felices, disfrutando de cada etapa. ¡Vive la experiencia sin tropiezos, disfruta con cada pequeño paso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Me llamo Ángela. Todo comenzó hace 4 años cuando tuve a mi pequeño Mateo y me gustó tanto que tuve a una niña llamada Valentina. Intento escribir sobre mi experiencia y dar consejos para ayudarte desde el parto al posparto y los primeros años.

Recientes